Facundo tiene tan solo cinco años, pero en su corta edad, ya comprende todo lo que significó el acto de amor de Mauricio al momento de su partida y la importancia de los familiares de respetar la voluntad de donar sus órganos para de esa forma seguir viviendo en alguien que lo pudiera necesitar.

Curiosamente el pequeño que recibió parte del hígado de Mauricio también es hincha de River, como nuestro colega, y sueña con manejar tractores y camiones cuando sea grande, algo que gracias a la generosidad y al acto de amor de una gran persona sin dudas para llegar a concretar. En la jornada de este jueves, Facundo, junto con un gran número de familiares arribaron a la ciudad de Chepes para conocer a la familia de Mauricio, y hacer entrega de una placa simbólica que será colocada en su tumba en el cementerio local.

Hicieron más de 1200 kilómetros sol para agradecer cara a cara, en una fecha muy especial y sensible para todos, a los hijos y familiares directos que en un momento de tanto dolor decidieron respetar la voluntad del “profe”.  Guillermo, hermano de Mauricio, visiblemente emocionado y con lágrimas en sus ojos expresó, “ellos querían hacer un placa de agradecimiento y traerla, le comuniqué al resto de la familia y estuvieron de acuerdo”.

Por su parte Fernanda, mamá de Facundo, explicó que es lo que motivó que su pequeño requiera de un trasplante, “él nació sin vía biliar, nosotros nos enteramos cuando el tenía tres meses de vida, hicimos consulta y antes de los tres mese necesitaba hacerse una operación, pero podían verse afectado otros órganos también, en le mes de febrero inició con problemas circulatorios y nos informaron que iba a entrar a una lista de trasplante”.

La madre también reconoció que se sorprendió por la celeridad con la cuál se dio todo, “nunca esperamos que haya sido tan rápido, nosotros tuvimos la suerte de a los siete meses recibir la noticia, con la sensación de alegría de recibir esto para mi hijo, pero también con todos los miedos que esto provoca, y sabíamos que era la única posibilidad que el tenía para cambiar su vida”.

Consultada sobre como lograron contactarse con la familia de Mauricio, Fernanda clarificó que “la noticia no la tenemos por INCUCAI, porque los datos están protegidos, pero amigos leyeron un diario de una publicación del Hospital Vera Barros donde decía que se había hecho una ablación, y detallaba que el hígado era para un niño de cuatro años que estaba internado en la Fundación Favaloro, y de ahí nos enteramos”.

Por decisión propia decidió ingresar a la página del hospital y dejar asentado que su hijo “había sido el receptor del hígado con la intención de buscar a quién había sido la persona para agradecer, y me contactó una señora que lo había conocido a Mauricio y le pasó mi número de teléfono al hermano, y de ahí empezamos el contacto con a familia de Mauricio”.

Muchas veces nos preguntamos si hay una linda menar de terminar un año, y sin dudas este encuentro, la emotividad que representa y el agradecimiento son la mejor forma de culminar este 2021.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here