Joni Maidana llegó en voz baja y se va entre millones de gritos que dicen gracias

0
622

Desde su aparición en 2010 y tras haberse quedado a jugar en el ascenso, Maidana se fue convirtiendo en un jugador que a pesar de su pasado en Boca se ganó un lugar en la historia grande de River. Los 12 títulos y la consagración definitiva cierran un ciclo tan extenso como brillante.

Era julio de 2010 y en Salta nevaba, hacía frío, casi no se podía entrenar y Jonatan Maidana llegaba luego de un gran torneo en Banfield a una pretemporada compleja. Angel Cappa armaba un equipo que andaba con la soga el cuello con los puntos y el promedio y fue uno de sus refuerzos estrellas. Su primer partido lo jugó en un amistoso el 15 de julio ante Gimnasia de Jujuy y en la zaga estuvo de compañero Matías Almeyda.

Mucho sucedió tras aquella tarde que se hizo noche en el Estadio Martiarena; 3101 días, más de 8 años y 6 meses, 12 títulos, 278 partidos oficiales, 8 goles, 16 compañeros de zaga central, 33 millones de dólares producto de ventas de algunos de sus compañeros de defensa y sobre todo el silencio de uno de los zagueros centrales más importantes en toda la larga historia de River.

El estadio explotado en un grito para su despedida y algunas imagenes resumidas de tantos años le ganaran por lejos a esta vuelta a empezar de River en la Superliga luego de la histórica final de la Copa Libertadores ante Boca que lo tuvo a Maidana como actor principal, como en todos los sucesos más destacados del club desde su arribo.

Los primeros años no fueron fáciles, pero su perfil serio y sus actuaciones hicieron que rápidamente los hinchas se olviden de su pasado en la Boca. En especial cuando le hizo un gol de cabeza a los Xeneizes a fin de 2011 para una recordada victoria por 1-0 el dia que debutaba en el banco Jota Jota López. Aquel instante fue apenas un mojón de alegría en medio de un año triste y duro por el descenso que se consumó tras su primera temporada en River.

River era un barco a la deriva y en ese año, Cappa y luego Jota Jota lo hicieron jugar con Alexis Ferrero y con Adalberto Román, y varias veces de stopper, en un equipo que se deshilachó y que acabó en el Nacional B donde nadie quería jugar. No fue el caso de Maidana que dijo yo me quedo a cumplir mi contrato y puso la cara, el gesto fue una raiz desde donde floreció la idolatría.

En todo el Nacional B el Jony le dijo presente a Almeyda en 36 de los 38 partidos del tedioso y largo torneo. La muestra de su compromiso lo puso en la alta consideración de todos y con la vuelta a primera decidio quedarse. En todo ese periplo hubo un momento que años después le daría una alegría a Gallardo, los partidos con Ramiro Funes Mori. El primero fue con Gimnasia jujuy y la dupla fue de lo mejor. Pero River tenía a Ferrero, Alayes, a Román y Almeyda tardó un tiempo de apostar por el Mellizo.

Pero en la segunda rueda se ganó el lugar y la dupla Maidana-Funes Mori jugaría 13 partidos. Nadie imaginaba que luego con los años acabaría siendo la dupla con más partidos en esta década; 52 juegos juntos. En ese Nacional B incómodo, de forjó quizá una de las zagas más destacadas de todos los tiempos.

En la vuelta a primera con Almeyda y luego la llegada de Ramón Díaz hubo muchos cambios y muchos jugadores nuevos, pero Maidana siempre fue titular. Los pibes del club como González Pírez o Balanta, los históricos que llegaron como Botinelli y Mercado sabían que el faro defensivo era Maidana. Hasta que una lesión de ligamentos a mediados de 2012 le cortó la racha de partidos.

Cuando regresó lo hizo de titular, tenía su puesto ganado. Con Ramón ganó el título del desahogo en 2014 y otra vez le fueron alistando compañeros como Balanta, el propio Ramiro, la aparición de Pezzella. Jugó con todos a un nivel altísimo y dio la vuelta con 14 partidos y volvió a renovar su contrato de amor con un partidazo perfecto ante Boca en la Bombonera cuando ganaron 2 a 0 e hizo dupla con Ramiro.

Con la llegada de Gallardo, Maidana supo que tenía que cambiar la forma de jugar y que su preparación física tenía que aumentar. El Muñeco se lo dijo: “Vas a tener que jugar mano a mano con los delanteros rivales y hay que presionar en la mitad”. Maidana le respondió que cuente con él, quería más. Gallardo enseguida lo encaró a D´Onofrio y le pidió. “No me voy a meter en las ventas del club, si lo necesitan vendan, no me opongo, solo le pido que Maidana sea intransferible”.

El tiempo le dio la razón a Gallardo y en 4 años y medio, Maidana, fue artífice principal de todas las copas y sólo se perdió la fnal de la Libertadores del 2015 por una lesión. Así la última en España fue para él sacarse una leve espina en medio de todo lo que logró. Maidana es junto a Ponzio el cimientó de todo lo que edificó River en estos años y su despedida está a la altura del un ídolo silencioso que gritó adentro de la cancha.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Dejá una respuesta