El Gobierno postergó la suba de impuestos a combustibles para evitar aumentos de precios

0
79
El gobierno de Alberto Fernández prorrogó nuevamente este miércoles la actualización prevista para el impuesto sobre los combustibles líquidos, esta vez hasta el 1° de febrero próximo, para evitar su traslado a precios.

Así lo dispuso a través del Decreto 567/2023, publicado hoy en el Boletín Oficial.

La norma indica que la medida se tomó con el objetivo de “asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios”.

“Tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”, señala el texto del decreto, que lleva las firmas del presidente Alberto Fernández; del jefe de Gabinete, Agustín Rossi; y del ministro de Economía, Sergio Massa.

En los fundamentos, la norma señala que “resulta razonable postergar para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil los efectos de los incrementos en los montos del impuesto”.

A partir de una modificación en 2018, el Impuesto a los Combustibles prevé actualizaciones en su suma fija en enero, abril, julio y octubre de cada año sobre la base de las variaciones de la inflación de cada periodo trimestral precedente, buscando, de esta forma, amortiguar las fluctuaciones del dólar o de la cotización del crudo que se tenían como referencia previamente.

Esta es la novena postergación de la aplicación de los aumentos del impuesto desde 2021 a la fecha, quedando pendientes de aplicación los incrementos pautados para el tercer y cuarto trimestre de 2021, todos los trimestres de 2022, y el primer, segundo y tercer trimestre de este año.

La última actualización que se realizó de este impuesto fue en octubre del año pasado, momento en el cual se aplicaron los aumentos pendientes del primer y segundo trimestre de 2021 que implicó un ajuste de los combustibles entre 1% y 4%, dependiendo de si es nafta o gasoil.

“El congelamiento del Impuesto a los Combustibles Líquidos es un mecanismo por el cual el Estado no aumenta su participación en los impuestos para que la nafta no aumente más. Quiere decir, que resignamos recursos del Estado y dejamos de cobrar impuestos a efectos de que la nafta no aumente más de lo debido”, explicó esta mañana Sergio Massa al referirse a esta decisión, oficializada hoy con la publicación del Decreto 567/2023 en el Boletín Oficial.

En este sentido, el titular del Palacio de Hacienda y candidato presidencial de Unión por la Patria aseguró: “Cada vez que tengamos que resignar el cobro de impuestos del Estado Nacional para mejorar la competitividad en precios o para defender el bolsillo de los argentinos, lo vamos a hacer”.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Dejá una respuesta