Gran parte de la comunidad de la cabecera departamental se encuentra preocupada por el llamativo crecimiento en el número de ilícitos y por algunas modalidades que hasta no mucho tiempo atrás eran propias de las grandes urbes solamente.

Hace unos días, un par de sujetos robaron un celular y huyeron en un paseo público de nuestro medio, algo que no es para nada común. A un docente le forzaron la puerta de su domicilio y una de sus ventanas, pudiendo solamente llevarse un par de cosas ya que por fortuna el propietario regresó a tiempo a su hogar.

El robo de zapatillas y prendas de vestir de los tendederos también se ha incrementado de manera exponencial. Lo que más llama la atención es que un alto porcentaje de estos ilícitos son minimizados por las autoridades policiales, en este caso puntual por la comisaría distrito Chepes, y no se informa de los mismos de manera oficial, quizás intentando instalar una falsa sensación de seguridad en los habitantes.

Otro de los puntos a destacar es que ha disminuido la ronda de los móviles policiales, quizás porque no se les brinda lo necesario para el combustible, y el personal que suele desplegarse en varios puntos de la ciudad a manera de prevención, ahora solo es apostado en casos puntuales.

Sin información oficial, pero con un crecimiento marcado en lo delictivo, quizás sea momento que se revea la metodología de trabajo, y si la misma está logrando los resultados esperados, y no esperar que algún propietario reaccione con serias consecuencias al ver avasallada su vivienda por los malvivientes.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Dejá una respuesta