Desde la policía ya anunciaron que durante el transcurso de este fin de semana se realizarán diferentes operativos para evitar las fiestas clandestinas y las aglomeraciones, para lo cuál anticiparon que si legase a ser necesario irrumpirán en el interior de los domicilios para proceder a la detención de quienes participen de estas “juntadas” poniéndolos a disposición de la justicia para el inicio de la causa correspondiente.

Estas medidas algunos las tomarán como necesarias, otros como arbitrarias, pero sería lógico si se midiera con la misma vara y se actuara de manera equitativa con todos quienes residen e ingresan al territorio departamental. En los últimos días se ha hecho mucho hincapié en el cumplimiento de lo dispuesto por el nuevo decreto municipal en cuanto a la circulación y horario de los locales comerciales, pero en el mediodía de este jueves y ante una simple consulta quedó evidenciado que no se está controlando si quienes ingresan de otras provincias, y que no tienen domicilio en territorio riojano, para pedirles algo que se incluye como obligatorio desde el gobierno que es la presentación del PCR negativo.

Un vendedor ambulante desde hace dos días se encontraba en la Plaza de los Jóvenes, frente el edificio de la Unidad Regional VI, y consultados tanto el COE como las autoridades policiales, ninguno podía asegurar que este viajante tenía en su poder el PCR que tanto se hace hincapié. Ante la duda miembros de las fuerzas policiales se acercaron hasta el individuo para corroborar lo anteriormente expuesto, y se encontraron con qué efectivamente no tenía el estudio realizado, pero si lo habrían habilitado desde el municipio para poder ejercer la venta ambulante.

La gran duda que surge es como le permitieron el paso en los controles fronterizos de ingreso a la provincia, pero también si al momento de otorgar una habilitación no se solicita a quienes vienen de afuera lo que tanto se hace hincapié a los pobladores de nuestro departamento, y es ni más ni menos que el cumplimiento de las leyes. Otro ítem a tener en cuenta es la función de las fuerzas policiales, quienes deberían constatar que una persona que declara ir en tránsito efectivamente lo haga, y no se quede en la ciudad sin contar con los requerimientos necesarios.

Mucho texto pero los libros “se arden” en cuestiones que parecen lógicas para quienes se escudan en el cuidado de la población al momento de emitir las restricciones y su posterior cumplimiento.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Dejá una respuesta