Se conocieron audios de cómo se organizaba una fiesta clandestina en La Plata

0
53

En menos de 24 horas se realizaron dos eventos clandestinos en localidad bonaerense. Además se supo que el local dónde se realizó una de las fiestas no tenía habilitación municipal.

El domingo a la madrugada un vecino de un local, donde funcionaba una cervecería llamada “Bagdad” -ubicada en 44 y camino Centenario, Villa Elisa- llamó a la policía para denunciar una fiesta. Al poco tiempo, los efectivos de Control Urbano llegaron al lugar y encontraron a un grupo de personas que se negaba a salir del lugar, por lo que debieron solicitar la intervención de un fiscal de turno que autorizara el desalojo del lugar. A las pocas horas se realizó otro evento y trascendieron audios de WhatsApp de cómo se organizó.

En los audios queda expuesto cómo un grupo de amigos organizan, a las pocas horas de lo sucedido en la cervecería “Bagdad”, otra fiesta clandestina: “Yo estoy invitando a un par de amigas, otro amigo a otras amigas y así”, esta fue la forma en la que un DJ de La Plata organizaba una fiesta clandestina, horas después de haber asistido al escandaloso evento llevado a cabo en la madrugada del domingo en un salón de Villa Elisa.

“Vamos a alquilar las compacteras y vamos a ir para ahí”, detalla el DJ platense sobre la fiesta que se llevó a cabo en la noche del domingo, según informó el portal local 0221.com.ar.

Sobre la fiesta en la cervecerdía, este joven dice que fue con un grupo de amigos pero que lograron escapar antes de que llegara la policía: “Ayer (domingo) fuimos un rato con los chicos y la verdad es que se re picó”, se escucha en el audio.

Dos eventos clandestino en menos de 24 horas se realizaron en La Plata en el marco de la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus.

Por otro lado, se conoció que el local donde funcionaba la cervecería “Bagdad” no tenía habilitación municipal y que habían asistido menores.

Virgina Pérez Cattaneo, a cargo de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano sostuvo que 60 participantes quedaron demorados, mientras que uno terminó detenido “por resistencia a la autoridad”, y agregó que: “el local no estaba habilitado y tampoco tenía habilitación para vender alcohol”.

“El dueño del local de la fiesta clandestina es un vecino de Ensenada. El organizador de la fiesta es un policía de Berisso y está a disposición de la Justicia”, contó la funcionaria en una entrevista radial.

En el operativo se decomisaron 1.000 botellas cerradas de bebidas alcohólicas, mientras que se secuestró un auto que estaba en la puerta del local.

“Había menores de edad en la fiesta clandestina e incluso una mujer embarazada”, detalló Pérez Cattaneo, quien luego remarcó que a todos los demorados se les realizó el testeo de coronavirus.

Además, manifestó que se trató de “una fiesta privada” y que hasta el momento no se pudo constatar la difusión, la venta de entradas o de alcohol.

“El lugar estaba preparado con mesas. Las condiciones de salubridad eran nefastas”, afirmó.

Desde el municipio aseguraron que las multas por el evento ilegal podrían llegar a los 130 mil pesos por la contravención del artículo 45 de la ordenanza 6147, y hasta podría “haber pena de prisión para los organizadores de la fiesta”.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here