Femicidio en la puerta de una fiesta de 15: se ocultó detrás de una planta y cuando la vio llegar le disparó en la cabeza

0
54

Se habían separado en noviembre y ella estaba por disfrutar del cumpleaños de 15 de la nieta de ambos. El asesino es un ex policía. Está detenido en la comisaría donde trabajó 20 años.

“Están diciendo por ahí que hubo una acalorada discusión. No quiero que digan eso. No fue así. No hubo tiempo. No le dio tiempo”. Lo aseguró Sofía, quien fue testigo del asesinato de su mamá a manos de su papá.

Un policía retirado asesinó a balazos a su ex esposa en la puerta de un salón de la localidad bonaerense de Marcos Paz adonde la víctima había concurrido para asistir a la fiesta de 15 de una de sus nietas.

El femicidio tuvo lugar en la noche del sábado en el cruce de avenida Rivadavia y Feijoo, en la zona oeste del Gran Buenos Aires. La víctima, Cristina Noemí Rodríguez, tenía 51 años y trabajaba como empleada municipal en Marcos Paz.

El femicida, Hugo Orlando Ibarra, de 57 años, fue retenido en el lugar por empleados del salón hasta que llegó la policía y se lo llevó detenido. Quedó arrestado en la comisaría donde trabajó durante 20 años.

“Violencia física, alguna vez, pero no la presencié, aunque mi mamá me lo contó. Sí hubo situaciones en que discutían y si ella se iba al baño, él empezaba a patearle la puerta. Ese tipo de cosas”, recordó Sofía, de 24 años, en diálogo con C5N.

Y abundó sobre las situaciones de violencia psicológica que sufrió su mamá: “Si se pintaba era una puta; si quería trabajar, era para conseguir machos. Toda la vida fue así”.

“Un día mi papá me pasó a buscar al profesorado y me contó que había soñado que le pegaba 14 tiros a mi mamá, a lo que le contesté que eso es de psicópatas”, añadió la joven.

Según el relato de los testigos, la mujer se disponía a ingresar al salón “Peto Eventos” cuando Ibarra la sorprendió tras esconderse detrás de una planta. La estaba esperando de forma oculta, por lo que los investigadores sospechan que actuó de forma premeditada.

En la puerta del local, el ex policía sacó un arma de fuego y le disparó directamente a la cabeza a Rodríguez, quien vivía con su actual pareja y sus hijos. A raíz del disparo, efectuado a corta distancia, la mujer murió en el acto.

Los policías que se llevaron detenido a Ibarra le secuestraron una pistola Bersa calibre 9 milímetros.

El femicida se había retirado de la fuerza provincial con grado de mayor tras cumplir funciones en la división Caballería de Pilar, su último destino.

Con este caso ya son dos las mujeres asesinadas por ex parejas en Marcos Paz en lo que va del año.

En febrero pasado, Pedro Sosa, de 44 años, golpeó a Norma Cataldi Dragel, de 33, con un hacha y le provocó gravísimas heridas.

Sosa después trasladó el cuerpo en el baúl de su auto hasta un campo y lo enterró, aunque luego terminó por entregarse a la policía y confesar el crimen.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here