Luciano, el humilde padre de 4 hijos menores, entre los que se cuenta una bebé de meses, relató con mucha angustia que mientras dormían con su familia, sufrió el robo de una garrafa que la familia usaba en la cocina donde preparaban los alimentos, como así también la leche para la más pequeña, a raíz de la situación debieron recurrir a la leña para poder cocinar con brazas.

Con mucho esfuerzo y sacrificio, la familia domiciliada en el Bº Kolping, debían buscar leña y mantener el fuego para atender las necesidades alimentarias y de higiene de los menores, en especial de la más pequeño.

Pero algo inesperado e inédito sucedió en la noche del domingo, un individuo desconocido llegó a la humilde vivienda y con muestras de arrepentimiento devolvió la garrafa que había robado, le pidió perdón a la familia y le confesó que estaba arrepentido por lo que había hecho.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here