El accidente que se registró esta mañana en el cruce de calles Quiroz y España, en Rawson, se convirtió pasadas las 20 en doble tragedia, ya que también falleció el acompañante de la moto que impactó contra un colectivo de la empresa Mayo.

El primer en perder la vida fue Francisco Gabriel Quevedo, de 40 años, domiciliado en el B° Los Penitentes, en Rivadavia, y en la tarde de este miércoles murió quien iba junto a él en el ciclomotor: Alexis Daniel Quevedo, de 28 años, oriundo del Asentamiento Evita, en La Bebida.

El joven, pariente a su vez del conductor, falleció en el Hospital Rawson a causa de las serias heridas que sufrió y, sobretodo, por una grave una fractura de cráneo.

La necesidad de un trabajo y el deseo de buscar una mejor suerte los trajo a San Juan hace años y el destino hizo que una tragedia vial truncara sus vidas para siempre. Así puede resumirse el triste final que tuvo la historia de los hermanos Francisco y Alexis Quevedo, dos riojanos que abrazaron como suya a esta provincia, formaron sus familias y que fallecieron de manera trágica ayer en la mañana camino al trabajo.

De hecho, ambos se dirigían a trabajar a una obra, donde debían presentarse a las 8 de la mañana, cuando tuvieron el accidente en Rawson.

Francisco y Alexis eran oriundos de Chepes. Ambos, junto a otro hermano llamado Julio, llegaron a San Juan hace 15 años en busca de trabajo y acabaron por instalarse del todo en la provincia. Siempre como obreros albañiles, los Quevedo se antepusieron a las adversidades. Con el tiempo se enamoraron y armaron sus propias familias. En el caso de Francisco, este se casó con una sanjuanina, tuvo tres hijos y consiguió el sueño de la casa propia con una vivienda en el barrio Los Penitentes en La Bebida, Rivadavia. Alexis forjó su propio destino con su pareja –también de la provincia-, con quien tuvo cuatro hijos y levantó su casa en el asentamiento Evita, en la misma zona de Rivadavia. Julio, el otro hermano, formó familia y se radicó en Rawson con su oficio de albañil.

Por muchos años, Francisco y Alexis Quevedo no tuvieron trabajo estable, contó su hermano Julio. Hace un año ambos entraron a la empresa Mapal y desde entonces se desempeñaban en las obras de esa firma. Justamente ayer se iban a trabajar al barrio en construcción situado cerca de ruta 40 y Abraham Tapia. Para ahorrar en el traslado, Alexis se movilizaba en su moto hasta la casa de Francisco y de ahí ambos partían juntos en la moto -más grande- de este último rumbo a la obra. Siempre hacían esa rutina. Ayer la repitieron, pero la tragedia los sorprendió en el camino, en el cruce de España y Quiroz.

“Esta es una tragedia tremenda. Ahora me dejaron solo en San Juan”, decía quebrado su hermano Julio, sin poder hablar demasiado. Su madre y sus hermanas –son siete- llegaron ayer a la tarde desde La Rioja y anoche lloraban en la puerta del Hospital Rawson tras recibir la mala noticia del fallecimiento de Alexis. Anoche también arribaba el padre de los hermanos Quevedo.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here