Don Juvencio es no vidente y actualmente también está pasando por una difícil situación de salud con su esposa, la cuál se encuentra internada en la capital de la provincia. A raíz de esta situación, el abuelo de 75 años, quién hace más de diez años no puede ver, debe bajar a caballo aproximadamente un kilómetro y medio hasta el lugar donde lo puede esperar algún vehículo con las dificultades que supone su condición.

Quintero reconoció que hasta hace un tiempo el camino se encontraba en buenas condiciones de transitabilidad, pero las últimas lluvias de aproximadamente 50 mm complicó la situación, “allá donde yo vivo agarra una quebrada, un arroyo y ahí es donde ha destruido todo, es un tramo corto, es tan solo un pedazo”.

Las máquinas pertenecientes a Vialidad en alguna oportunidad estuvieron por la zona dado que si pueden ingresar al lugar, pero la imposibilidad de don Juvencio y la complicación con su esposa a la cuál ya le amputaron una pierna y lamentablemente sería irreversible que suceda lo mismo con la restante, hace que pida a las autoridades o a quién corresponda un poco de empatía ante lo que está sucediendo.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here