Capital: Otra aberrante denuncia a un supuesto pastor de La Rioja, “Me decía que era nuestro secreto y me abusaba”

0
633

La nueva denuncia es de una joven de 19 años por abuso sexual gravemente ultrajante y también habría ocurrido dentro de la iglesia. Se suma a la que ya tiene Luis Cáceres por abuso simple y no se descarta que haya más víctimas que se animen a denunciar.

“Mi Nombre es Lorena, soy estudiante. Actualmente Tengo 19 años, quiero hacer público lo que por mucho tiempo tuve que callar, por el miedo y por la vergüenza que me provocaba el contarlo. Pero hoy tomo esta decisión ya que gracias a la joven que decidió hacer todo público cuando contaba lo que tuvo que sufrir por años por su primo Luis Fernando Cáseres me di cuenta que yo fui una víctima más de él también, ya que abuso de mi sexualmente”.

Así empieza la carta que decidió hacer pública la nueva víctima del supuesto pastor evangélico que en el último mes ya fue denunciado dos veces en el fuero especial de violencia de género de la Justicia provincial.

Según divulgaron varios medios, Cáseres, junto a su familia (padre, madre y hermanos) son dueños del Centro Cristiano, una iglesia evangélica que tiene cuatro centros en distintos puntos de la capital riojana (zona del Autódromo, barrio La Florida y en micro centro) y uno en Chilecito. Allí Luis “Lucho” Cáceres fue durante muchos años uno de los líderes juvenil y espiritual que trataba con adolescentes que llegaban a la iglesia.

El supuesto pastor fue noticia hace poco más de un mes cuando su prima, 15 años menor que el, lo acusó de haberla abusado desde que tenía 12 años y el 17, en la época que vivía en su casa y asistía al Centro Cristiano de la calle Maipú del barrio Shincal.

“Me decía que esto era nuestro secreto, que él estaba enamorado de mí, que yo lo provocaba en la iglesia por mi forma de vestir, en caminar”, dice la carta de la víctima que precisa que los abusos empezaron a sus 15 años.

“Dejé de ir a la iglesia por un tiempo porque sabía que, si iba, el aprovecharía la oportunidad para llevarme en su auto para acercarme a mi casa, donde me esperaban una o dos paradas, en lugares escondidos, como callejones, en la ruta, o en barrios donde no circulaban autos y eran siempre lugares oscuros”, sigue el relato.

EN LA IGLESIA

Al igual que con la primera víctima, esta denuncia también se circunscribe al ámbito de la iglesia donde Cáceres era una autoridad, no sólo porque se trataba supuestamente de uno de los dueños, sino porque lideraba los grupos juveniles:

“En la iglesia era sentirme obligada de saludarlo e incluso de fingir que lo abrazaba frente a los demás y que todo marchaba bien. También que él, siempre concurría a mi casa, ya que era padrino de mi hermana menor así que siempre que celebrábamos algo el iba por que era “como uno mas de la familia”. Me costo creer que una persona que aparentaba ser buena, ya que era mi líder del grupo de coro e hijo de los pastores de la iglesia, me terminara haciendo tanto daño y hacerme vivir esos malos momentos por muchos años”.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here