Chepes: Familiares del abuelo al que no quisieron firmar el certificado de defunción aseguran que la doctora les dijo "se nos murió acá"

 Natalia Paredes, nieta de Gregorio Guzmán, quién falleció el fin de semana y al cuál no se le quería firmar el certificado de defunción en el nosocomio local aclararon que el abuelo llegó con vida para ser atendido y que su muerte se produjo en el hospital local.
  La información de lo ocurrido con este abuelo generó nuevamente polémica en torno a la salud en nuestro hospital y el proceder de los facultativos antes este tipo de situaciones, es por eso que Natalia se contactó con RADIOMETRO para dejar aclarado que su abuelo si bien llegó en una situación complicada de salud desde la localidad de Ulapes, de donde es oriundo, aún estaba con vida cuando fué hospitalizado en la "sala fría" donde le colocaron oxígeno para ayudarle a respirar.
  Paredes explicó que la problemática de salud de su abuelo se generó el día lunes cuando se golpeó "con una máquina de cortar alambre" realizando tareas en el campo, y en la zona de la boca se le produjo un sangrado importante por lo que fué atendido en el hospital de Ulapes, "donde lo único que le hacen es limpiarle la boca y ponerle una gasa", y luego trasladado al nosocomio local al no poder detener la hemorragia. Los profesionales que habrían auscultado a Guzmán lo habrían derivado con un dentista por considerar que su problema radicaba en la zona de las encías , sin hacer hincapié en que también el anciano presentaba presión alta y no se le podía regularizar.
  Después de muchas idas y vueltas, el "día viernes a la madrugada lo llevan nuevamente al hospital porque seguía muy mal, el sábado al mediodía ya se sentía muy mal y recién logran que lo deriven (de Ulapes a Chepes) a las 17:45, cuando llegó yo lo ví, estaba vivo, solo con falta de oxígeno" aseguró la nieta. "Cuando entramos al cuarto donde lo dejaron estaba solo, la médica no se quedó con nosotros, y cuando lo llevan ala morgue nos dicen que prepare todo para hacer una autopsia, la médica que estaba había hablado primero con la policía y no con los familiares".
  Según el testimonio de Natalia, la doctora que en ese momento estaba de guardia les explicó que "venía con hemorragia interna desde Ulapes, en realidad no pudimos hacer casi nada, SE NOS MURIÓ ACÁ" habría reconocido, tras lo cuál llama a "otro doctor, y nos dice que no quería tener problemas, no se que inventarle de qué murió, no sé en que estado vino tu abuelo, me estás comprometiendo yo no te puedo firmar y mi trabajo ya terminó".
  Tanto Natalia como su tío (hijo de Guzmán) fueron trasladados a la dependencia policial, donde le informan que los trasladaron porque "la doctora había dicho que el abuelo había llegado muerto, y tuvimos que esperar que llegue el forense quién confirmó que a mi abuelo se le había reventado un bazo que le había ocasionado la hemorragia y por eso no le podían estabilizar la presión", y en ese momento le habría dicho el forense "LA DOCTORA SABÍA LO QUE PASABA, POR ESO NO LO TOCÓ A TU ABUELO".
  Ante este testimonio surge nuevamente la incógnita de qué está pasando en el hospital y el porqué quienes deben tomar las decisiones no toman cartas en el asunto o dan un paso al costado para allanar el camino a quién verdaderamente quiera trabajar seriamente por una mejor salud para toda la región.
Compartir en Google Plus

SOBRE RADIOMETRO

Radio Metro Chepes es el primer medio digital de la ciudad de Chepes.Actualizando noticias de nuestra ciudad, la provincia y el mundo minuto a minuto.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario