Chepes: Empezó vendiendo diarios y ahora servirá al país en la Antártida


Si bien es cierto que muchas veces nuestra ciudad es noticia por informaciones de reclamos, malos servicios o cuestiones "bizarras", en esta oportunidad es algo que como comunidad nos debe generar orgullo, ya que un hijo de Chepes cumplirá funciones en la Base "Esperanza" en la Antártida Argentina.  
  Dardo Castro, actualmente integra las filas del Servicio Militar, y desde hace veinte años que se encuentra radicado fuera de la cabecera departamental, y en estos días tendrá una oportunidad que ya en otra ocasión se le dió a otro coterráneo, pero que no trascendió en los medios porque fué hace varios años atrás donde las comunicaciones no eran tan fluídas como en la actualidad. La historia de Dardo es muy especial, ya que comenzó a trabajar como "canilllita" y diariamente recorría las calles repartiendo el Diario "El Independiente", y dentro de algunas horas pasará a cumplir funciones durante un año funciones en esta Base.
  Dardo ha tenido la oportunidad como integrante de la fuerza de estar destinado a diferentes puntos del país y el mundo, cumplió tareas en Córdoba, Bs. As., Colombia e incluso en Chipre, trabajando a la par de las Naciones Unidas, y en el año 2.007 cumpliendo funciones en Capital Federal le comentaron de la experiencia de cumplir tareas en esta base austral de nuestro país. Desde ese momento algo en Dardo se encendió, pero aún era joven y prefirió aguardar unos años y continuar muniéndose de experiencia y preparación para poder enfrentar este gran desafío que ahora se le presenta.
  La motivación principal según pudo conocer RADIOMETRO es "que muchos me dijeron que estaba preparado para esta tarea, la familia y la vocación de servicio al país en condiciones meterológicas adversas, y solo quiero dejar mi sello con la humildad que me caracteriza, yo me crié vendiendo el diario y extraño mucho Chepes, extraño mucho y quiero volver, se que va a faltar mucho pero lo haré". Un orgullo para todos los chepeños que merece ser viralizado para que se conozca que también somos generadores de personas que tienen vocación de servicio a la patria.

DATOS DE BASE ESPERANZA


Ubicada en medio de un paisaje sin igual, la base argentina Esperanza es sin lugar a dudas una de las más particulares de la Península Antártida. Además de recibir cada año a familias y niños, toma su nombre de uno de los hechos históricos más asombrosas de las expediciones al continente.
País: Argentina
Ubicación: Bahía Esperanza, Península Antártica
Temperatura promedio: 00 ºC – 20 ºC
Población: 66 personas durante el invierno
Funcionamiento: Anual
Vivir en base Esperanza es para muchos lo más similar a la vida en el continente. La sola presencia de niños y familias durante el frío invierno antártico, dan a Esperanza un color diferente.
Estratégicamente ubicada en la puerta de entrada a la península antártica y rodeada de glaciares, montes y mar, esta base toma su nombre de la bahía en la que se encuentra.
La estación fue fundada en el año 1951, y en 1978 recibió a las primeras siete familias que desde entonces la pueblan todos los años, marcando un antes y un después en la presencia argentina en el continente antártico.
Pero quienes deseen invernar en ella acompañados de su familia, antes deben haber cumplido una estadía previa sin acompañantes en alguna de las bases argentinas.
Esperanza es parecida a un pequeño pueblo. Sus 13 casas recostadas sobre la ladera del cerro, alojan cada año a las 50 o 60 personas que conforman su dotación.
Cada familia tiene su casa. Aunque son hogares más que acogedores, allí sólo se cocina los Domingos. Durante la semana, cada familia retira su comida del casino, donde los cocineros preparas las más variadas delicias para todos.
En 1978, la base fue escenario de dos hitos de la historia antártica. El 7 de enero nació Emilio Marcos Palma, el primer antártico del mundo. Y el 16 de febrero, se realizó en ella el primer casamiento.
Los “solteros”, aquellos miembros de la dotación que no invernan junto a sus familias, conviven como en el resto de las bases argentinas. Viven en grupos y también tienen sus propias casas, exactamente igual a los grupos familiares.
Como en toda base antártica, el casino nunca deja de ser un lugar especial. Sus mesas de pool, ping pong y mete gol, son testigos de eternos enfrentamientos entre niños, adolescentes y adultos, que en momentos de esparcimiento se reúnen allí como si fuera el club local.
Detrás de las casas, el glaciar Buenos Aires y el monte Flora, conforman un patio de juegos inmenso para los niños que cada año viven allí.
A la escuela
Los niños de la base asisten cada mañana ala Escuela ProvincialNº 38 Julio Argentino Roca, que desde 20xx cuenta cada año con un matrimonio de docentes que viaja desde Tierra del Fuego y que acompañan a los alumnos durante el ciclo escolar.
Mientras sus hijos estudian, padres y madres cumplen cada uno con sus tareas. Las mujeres graban cada mañana el programa que por la tarde emite por onda corta “Radio Nacional Arcángel San Gabriel”.
Hacia la autosustentabilidad
Base Esperanza es pionera en la implementación de energías alternativas para su funcionamiento. Actualmente se está utilizando en forma experimental la pila de hidrógeno y los molinos de energía eólica, con el objetivo de comenzar a sustituir el combustible como fuente de energía para evitar la contaminación.
Un grupo de instituciones científicas argentinas se encuentra trabajando en un proyecto para la construcción de casas adaptables para la implementación de energías renovables.
Compartir en Google Plus

SOBRE RADIOMETRO

Radio Metro Chepes es el primer medio digital de la ciudad de Chepes.Actualizando noticias de nuestra ciudad, la provincia y el mundo minuto a minuto.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario