Capital. La temperatura alcanzó los 40°

Nuevamente La Rioja se ubicó al tope en entre las provincias con mayor temperatura este lunes. En la ciudad de Chilecito hubo 40°C a las 17 horas mientras que en la capital riojana hubo 39,8. Fueron las dos ciudades más calurosas del país a esa hora.
El sol y el calor abieron la semana a pleno en la provincia de La Rioja. Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), este lunes La Rioja tuvo una máxima de 39,8°C ubicandose en el segundo entre las ciudades más calurosas del país a las 17 horas. En Chilecito en tanto la máxima llegó a los 40°C y fue la ciudad más calurosa.
Con la temperatura en accenso y el calor extremo el Servicio Meteorológico indica que luego la inestabilidad haría descender levemente los registros térmicos. En este sentido el medidor oficial indicó para este martes en La Rioja: descenso de temperatura, nubosidad variable, baja probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas, mejorando, vientos regulares del sudeste con ráfagas, disminuyendo a leves. La mínima podría ubicarse en los 18 grados y la máxima en 33.
Golpe de calor: cómo prevenirlo
Las altas temperaturas que se registran aumentan las consultas en la guardia, especialmente por lo que se conoce como "golpe de calor". Existen dos grupos de riesgo más propensos a sufrir golpes de calor: los ancianos y los niños.
Es un cuadro de deshidratación generalizada y los síntomas son similares para todos: sed, dolor de cabeza, la sensación de tener la boca pastosa y sudar en exceso.
En los ancianos y en los bebés, se agrega además una pérdida de la iniciativa y aletargamiento, lo que puede traer complicaciones si no se asiste a tiempo.
Especialistas del Hospital de Clínicas de Buenos Aires destacaron que "la clave está en poder reconocer la necesidad de mantenerse hidratado".
"Las personas mayores, por la edad, se vuelven menos sensibles a sentir sed, por lo que deben recordar y tener como hábito tomar agua. Cuando la temperatura sube y comienzan los síntomas el cuerpo puede haber perdido entre 4 y 6 litros, que se deben reponer de forma constante", los especialistas del Hospital a través de un comunicado.
Los mecanismos de conservación del calor se deterioran en la vejez.
Los adultos tienen una temperatura constante que suele ser de 36 grados, que se mantiene gracias a  la acción muscular, la transpiración, y la circulación sanguínea.
A medida que aumenta la edad, las personas se vuelven menos susceptibles a regular la temperatura, sufren períodos de hipotermia durante el invierno y tienen problemas con el calor en verano.
Con respecto a los bebés,  los síntomas de la deshidratación son muy similares: suelen estar tranquilos, con una baja en su actividad normal, se quedan dormidos, pierden la iniciativa, tienden a  no comer ni llorar.
"Para prevenir, el pediatra suele dar una medida de líquidos a intervalos regulares de acuerdo a cada caso y al peso del infante. Los chicos tienen que estar en lugares frescos, desabrigados. Si es chico y aún está en período de lactancia,  no va a tener mayores dificultades con el calor, pero se le puede agregar medidas de agua.
Esto se debe hablar con el pediatra y siempre tener en claro que el chico no va a pedir agua. Hay que ofrecérsela", enfatizaron los profesionales del Clínicas.
Compartir en Google Plus

SOBRE RADIOMETRO

Radio Metro Chepes es el primer medio digital de la ciudad de Chepes.Actualizando noticias de nuestra ciudad, la provincia y el mundo minuto a minuto.
    Blogger Comentarios
    Facebook Comentarios

0 comentarios:

Publicar un comentario